Cuando lo único que necesitas es escuchar esa frase. Porque sabes que eso lo cambiaría todo. Sabes que solo una mirada te haría rememorar cada sensación. Te haría recordar el por qué de cada lágrima, de cada decepción, de cada desilusión. Ahí es cuando te pararías a pensar en todo lo que añoras, lo que necesitas, lo que precisas conseguir. Aquello por lo que tantas veces te has comido tu orgullo. Aquello que por más que intentaste remediar no pudiste lograr. Quieres que sienta lo que tu viviste, quieres decirle todo lo que un día no pudiste. Y cierras los ojos para regresar a él. Cierras los ojos para evitar ver la realidad, que no,que no volverá a ser lo mismo, que lo que un día fuisteis no regresará. Que si no lo supiste aprovechar sabes que otra lo hará. Ahora toca comenzar a aceptar la verdad.

Cuando lo único que necesitas es escuchar esa frase. Porque sabes que eso lo cambiaría todo. Sabes que solo una mirada te haría rememorar cada sensación. Te haría recordar el por qué de cada lágrima, de cada decepción, de cada desilusión. Ahí es cuando te pararías a pensar en todo lo que añoras, lo que necesitas, lo que precisas conseguir. Aquello por lo que tantas veces te has comido tu orgullo. Aquello que por más que intentaste remediar no pudiste lograr. Quieres que sienta lo que tu viviste, quieres decirle todo lo que un día no pudiste. Y cierras los ojos para regresar a él. Cierras los ojos para evitar ver la realidad, que no,que no volverá a ser lo mismo, que lo que un día fuisteis no regresará. Que si no lo supiste aprovechar sabes que otra lo hará. Ahora toca comenzar a aceptar la verdad.

¿Conoces esa sensación? Si, esa. Cuando no puedes pensar en otra cosa, cuando todo te recuerda a él, cuando lo único que necesitas es tenerle a tu lado otra vez. Por muchas historias que hayas oído nunca sabrás lo que es. No, no lo vas a saber. No hasta que te toque vivirlo. Hasta que sepas que se siente al darte cuenta de todo pierde sentido sin ese alguien. Hasta que seas consciente de que lo darías todo por estar con él. Hasta que te des cuenta de qué significa querer.

¿Conoces esa sensación? Si, esa. Cuando no puedes pensar en otra cosa, cuando todo te recuerda a él, cuando lo único que necesitas es tenerle a tu lado otra vez. Por muchas historias que hayas oído nunca sabrás lo que es. No, no lo vas a saber. No hasta que te toque vivirlo. Hasta que sepas que se siente al darte cuenta de todo pierde sentido sin ese alguien. Hasta que seas consciente de que lo darías todo por estar con él. Hasta que te des cuenta de qué significa querer.

La vida se compone de momentos. Momentos más o menos especiales pero todos ellos igual de importantes. Probablemente te olvides de muchos de ellos, pero los recuerdes o no, cada instante te marca y deja huella en ti. Y, si cada segundo es importante, ¿por qué no aprovecharlo? Llena cada momento de la más absurda felicidad, vive cada día como si fuese el ultimo, como si no hubiese nada más importante que sonreír. Porque la vida son dos días y no merece la pena llenarlos de lágrimas.

La vida se compone de momentos. Momentos más o menos especiales pero todos ellos igual de importantes. Probablemente te olvides de muchos de ellos, pero los recuerdes o no, cada instante te marca y deja huella en ti. Y, si cada segundo es importante, ¿por qué no aprovecharlo? Llena cada momento de la más absurda felicidad, vive cada día como si fuese el ultimo, como si no hubiese nada más importante que sonreír. Porque la vida son dos días y no merece la pena llenarlos de lágrimas.

Es cuestión de ver lo que a simple vista parece insignificante. Es salir de casa con tu mejor conjunto dispuesta a pasarlo mejor que nunca. Sin buscarlo, te encuentras con sus ojos, te enseña su mejor sonrisa e inevitablemente respondes con otra. Te inunda esa sensación que hacía mucho no tenías, vuelven tus ganas de reir de disfrutar del momento de pasar de todo y volver a ser feliz. Y decides que pase lo que pase no volverás a caer en lo mismo, no volverás a encerrarte en tu casa esperando a que pase la tormenta; decides salir y qué más da lo que pase después, ya vendrán tiempos mejores solo tienes que aprender a disfrutar de cada uno de ellos. Recuerda que solo tienes una vida para querer, para reir, para gritar, para vivir la vida!

Es cuestión de ver lo que a simple vista parece insignificante. Es salir de casa con tu mejor conjunto dispuesta a pasarlo mejor que nunca. Sin buscarlo, te encuentras con sus ojos, te enseña su mejor sonrisa e inevitablemente respondes con otra. Te inunda esa sensación que hacía mucho no tenías, vuelven tus ganas de reir de disfrutar del momento de pasar de todo y volver a ser feliz. Y decides que pase lo que pase no volverás a caer en lo mismo, no volverás a encerrarte en tu casa esperando a que pase la tormenta; decides salir y qué más da lo que pase después, ya vendrán tiempos mejores solo tienes que aprender a disfrutar de cada uno de ellos. Recuerda que solo tienes una vida para querer, para reir, para gritar, para vivir la vida!

Duele ver que esa persona a la que tanto quieres se aleja poco a poco y no poder hacer nada para evitarlo; pero duele aún más mirar hacia atrás y ver que todos esos momentos que tan importantes fueron para ti, a él ya no le importan. Duele echarle de menos, mirarle a lo lejos y darte cuenta de que no puedes acercarte, que tu oportunidad pasó. Duele darte cuenta de que le pasa algo, y no porque nadie te diga nada, sino por ese pequeño gesto que siempre hace cuando piensa en cosas tristes. Pero sobre todo duele que no te cuente nada de lo que le pasa, cuando antes eras la primera en enterarte. Duele ver que aquello que tanto significó para ti solo es una pequeña parte de su vida. Duele recordar, pensar en lo que podría haber sido y darte cuenta de que nunca lo será. Duele echarle irremediablemente de menos. Duele sentir que no fuiste nada para él. Duele quererle.

Duele ver que esa persona a la que tanto quieres se aleja poco a poco y no poder hacer nada para evitarlo; pero duele aún más mirar hacia atrás y ver que todos esos momentos que tan importantes fueron para ti, a él ya no le importan. Duele echarle de menos, mirarle a lo lejos y darte cuenta de que no puedes acercarte, que tu oportunidad pasó. Duele darte cuenta de que le pasa algo, y no porque nadie te diga nada, sino por ese pequeño gesto que siempre hace cuando piensa en cosas tristes. Pero sobre todo duele que no te cuente nada de lo que le pasa, cuando antes eras la primera en enterarte. Duele ver que aquello que tanto significó para ti solo es una pequeña parte de su vida. Duele recordar, pensar en lo que podría haber sido y darte cuenta de que nunca lo será. Duele echarle irremediablemente de menos. Duele sentir que no fuiste nada para él. Duele quererle.

Puede que llegue siempre tarde, que sea caprichosa, que no sea muy detallista. Puede que a veces haga mucho el tonto, que me den ataques de risa o que así porque sí me ponga a llorar. Puede que sea celosa, que me moleste fácilmente, que me enfade por nada. Puede que muchas vece exagere las cosas, que me ponga borde o incluso que no quiera hablarte. Puede que no te diga todo lo que pienso , o que a veces te lo diga de muy mala manera. Puede que me pique por nada, que te saque de quicio. Puede que muchas veces exija más de lo que doy, y que de menos de lo que pides.Puede que todo esto sea cierto y que no sea la novia perfecta.Sé que hay mucha chicas mucho mejores que yo y que discutiremos a menudo, pero también sé que te quiero y que por muy independiente que me crea te necesito a mi lado. Solo quiero que sepas que aunque no te compre algo cada día, todas las mañanas te regalare mi mejor sonrisa, y, que aunque no te puedo prometer la luna, te daré todas mis noches.!

Puede que llegue siempre tarde, que sea caprichosa, que no sea muy detallista. Puede que a veces haga mucho el tonto, que me den ataques de risa o que así porque sí me ponga a llorar. Puede que sea celosa, que me moleste fácilmente, que me enfade por nada. Puede que muchas vece exagere las cosas, que me ponga borde o incluso que no quiera hablarte. Puede que no te diga todo lo que pienso , o que a veces te lo diga de muy mala manera. Puede que me pique por nada, que te saque de quicio. Puede que muchas veces exija más de lo que doy, y que de menos de lo que pides.Puede que todo esto sea cierto y que no sea la novia perfecta.Sé que hay mucha chicas mucho mejores que yo y que discutiremos a menudo, pero también sé que te quiero y que por muy independiente que me crea te necesito a mi lado. Solo quiero que sepas que aunque no te compre algo cada día, todas las mañanas te regalare mi mejor sonrisa, y, que aunque no te puedo prometer la luna, te daré todas mis noches.!

Por los que siempre están allí, que no descansan hasta verte sonreír ,Por los que aunque cuenten el peor chiste del mundo, siempre hacen que te entre la risa floja. Por los que se te acercan, te insultan, te sonríen y te abrazan. Por aquellos que te dicen las cosas a la cara y no a tu espalda. Por los que nunca dejan de decir estupideces. Por los que son simplemente felices, y al serlo, te hacen ser feliz a ti. Por esos que te miran y sin que les digas nada ya saben tu estado de ánimo. Por esos a los que aunque quieras no podrías mentir, porque se conocen mejor tu cara que la suya. Por esos que te abrazan en los peores y en los mejores momentos. Por esos, por ellos, porque aunque son pocos, podemos saber con certeza que siempre van a estar a nuestro lado.

Por los que siempre están allí, que no descansan hasta verte sonreír ,Por los que aunque cuenten el peor chiste del mundo, siempre hacen que te entre la risa floja. Por los que se te acercan, te insultan, te sonríen y te abrazan. Por aquellos que te dicen las cosas a la cara y no a tu espalda. Por los que nunca dejan de decir estupideces. Por los que son simplemente felices, y al serlo, te hacen ser feliz a ti. Por esos que te miran y sin que les digas nada ya saben tu estado de ánimo. Por esos a los que aunque quieras no podrías mentir, porque se conocen mejor tu cara que la suya. Por esos que te abrazan en los peores y en los mejores momentos. Por esos, por ellos, porque aunque son pocos, podemos saber con certeza que siempre van a estar a nuestro lado.

Porque muchas veces no hacen falta palabras. Porque a veces con estar a tu lado basta. Simplemente tenerte cerca, oír tu respiración y crear un silencio perfecto. Las palabras lo complican todo, algunas veces te hacen decir cosas que no piensas y otras no puedes decir lo que piensas o sientes. Así que ven, acércate y sonríeme. Siéntate a mi lado pero no hables. Mírame a los ojos y creemos ese instante perfecto en el que las palabras no dicen nada y el silencio lo es todo. Porque no hay nada como sentir el latido de tu corazón. solo dejándome llevar, sin pensar, solo sintiendo, solo contigo…

Porque muchas veces no hacen falta palabras. Porque a veces con estar a tu lado basta. Simplemente tenerte cerca, oír tu respiración y crear un silencio perfecto. Las palabras lo complican todo, algunas veces te hacen decir cosas que no piensas y otras no puedes decir lo que piensas o sientes. Así que ven, acércate y sonríeme. Siéntate a mi lado pero no hables. Mírame a los ojos y creemos ese instante perfecto en el que las palabras no dicen nada y el silencio lo es todo. Porque no hay nada como sentir el latido de tu corazón. solo dejándome llevar, sin pensar, solo sintiendo, solo contigo…

Te regalo segundos, minutos y horas. Te regalo sonrisas, caricias y abrazos. Te regalo besos y cosquillas. Te regalo millones de pensamientos, risas y alguna que otra lágrima. Te regalo mis mejores días y mis peores momentos. Te regalo mi mundo. Te regalo mi locura, mis mejores chistes, y mis peores tonterías. Te regalo mi futuro, la oportunidad de crear recuerdos a mi lado. Te regalo cada noche, cada atardecer y amanecer.Te regalare todo cuanto este en mi mano con tal de hacerte feliz. Siempre estaré allí, en tus risas y problemas, en tus alegrías y penas. Porque quiero ser la que se levante a tu lado todas las mañanas, esa que te haga correr detrás suyo, esa a la que quieras y cuides como a nadie. Quiero llenar tu vida al igual que tu llenas la mía. Quiero todo contigo y nada sin ti. Te regalo mi corazón,¿te atreves a cuidarlo?

Te regalo segundos, minutos y horas. Te regalo sonrisas, caricias y abrazos. Te regalo besos y cosquillas. Te regalo millones de pensamientos, risas y alguna que otra lágrima. Te regalo mis mejores días y mis peores momentos. Te regalo mi mundo. Te regalo mi locura, mis mejores chistes, y mis peores tonterías. Te regalo mi futuro, la oportunidad de crear recuerdos a mi lado. Te regalo cada noche, cada atardecer y amanecer.Te regalare todo cuanto este en mi mano con tal de hacerte feliz. Siempre estaré allí, en tus risas y problemas, en tus alegrías y penas. Porque quiero ser la que se levante a tu lado todas las mañanas, esa que te haga correr detrás suyo, esa a la que quieras y cuides como a nadie. Quiero llenar tu vida al igual que tu llenas la mía. Quiero todo contigo y nada sin ti. Te regalo mi corazón,¿te atreves a cuidarlo?

Aunque las corrientes pasan y el agua cambia, el río sigue siendo el río. No te dejes arrastrar por las circunstancias, crece con ellas.

Aunque las corrientes pasan y el agua cambia, el río sigue siendo el río. No te dejes arrastrar por las circunstancias, crece con ellas.

Si buscas mi amistad y tienes que subir cien escalones para llegar a ella, sube el primero, que yo bajaré los otros noventa y nueve por tí.

Si buscas mi amistad y tienes que subir cien escalones para llegar a ella, sube el primero, que yo bajaré los otros noventa y nueve por tí.

No permitas que tus oídos acepten lo que tus ojos no han visto, no permitas que tu boca hable lo que tu corazón no ha sentido.

No permitas que tus oídos acepten lo que tus ojos no han visto, no permitas que tu boca hable lo que tu corazón no ha sentido.

No enumeres jamás en tu imaginación lo que te falta. Cuenta, por el contrario, todo lo que posees.Verás, en suma, que la vida ha sido espléndida contigo.

No enumeres jamás en tu imaginación lo que te falta. Cuenta, por el contrario, todo lo que posees.Verás, en suma, que la vida ha sido espléndida contigo.

La vida es demasiado corta, sonríele con ternura a quien llora, ignora a quien te critica y sé feliz con quien te importa.

La vida es demasiado corta, sonríele con ternura a quien llora, ignora a quien te critica y sé feliz con quien te importa.

Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece cargar en las espaldas la responsabilidad de completar lo que nos falta…

Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece cargar en las espaldas la responsabilidad de completar lo que nos falta…